Las relaciones de pareja

¿Te equivocaste al elegir a tu pareja? ¿No salió como tú esperabas? ¿Varias veces incluso?

Si no aprendemos del pasado y miramos a otro lado, no podemos estar en el presente y dejar que fluya el futuro. Nada es por casualidad si en este tema no te va bien. Puede que pienses en olvidar el pasado y quizás lo vuelvas a intentar, o no, dependiendo del miedo a sufrir con el que cargues. Las experiencias que no integramos y que creemos que podemos pasar página olvidando, son como heridas que han cicatrizado bien por fuera pero que aún conservan infección en su interior. Esa parte del cuerpo no estará al cien por cien y dolerá en cuanto la utilices. Y la mala noticia es que la mente puede olvidar pero el cuerpo y el inconsciente guarda todas las huellas y lleva la cuenta de todo lo vivido.

¿En cuestión de pareja te ha pasado lo mismo que a tu madre/padre? ¿Abuela/o? ¿Tía/o? ¿Hay un patrón familiar que se repite en algunos de vosotros?

Eso tampoco es casualidad. A veces la vida nos hace escoger precisamente a aquella persona con la que podemos sanar algo de nuestro sistema familiar. Todos estamos conectados con el sitio de dónde venimos y somos lo que somos por los que fueron antes de nosotros. No mirar, honrar y aprender de nuestro sistema nos encadena más a las cargas que podemos llevar.

¿Cómo fue la relación con tu padre/madre? ¿Crees que eso no tiene nada que ver?

Quizás los hombres no eran nadie en tu familia, o daban miedo, o las mujeres eran sumisas o rebeldes… ¿Tu padre/madre fue un hombre/mujer ausente, sobreprotector/a, castigador/a, inmaduro/a? Todo eso influye en gran manera en cómo te vinculas con tu pareja. Lo que vivimos en nuestra familia de origen marca las creencias inconscientes que nos mueven de adultos. Las relaciones que tuvimos establecen los patrones con los que busco una pareja y lo que espero de ella y lo que doy cuando soy mayor. Si de pequeña fuiste la niña de papa desplazando emocionalmente incluso a tu madre, inconscientemente, te será muy difícil encontrar una pareja tan perfecta como tu papa.

Si de pequeño eras el niño de mamá te será muy difícil encontrar a alguien como tu mama y probablemente seas el eterno seductor que no se compromete.

Si te faltó tu padre o madre a temprana edad o tu madre te hizo muy dependiente de ella probablemente el pánico al abandono hará que encuentres una relación de dependencia y te haga permanecer en relaciones incluso dañinas.

¿Crees que hay algo en ti para que no encuentres a alguien?

En ti no hay nada erróneo. Si quieres que algo cambie, cambia lo que haces no lo que eres. Eres un ser completo con la capacidad de avanzar de liberarse de las propias limitaciones, de encontrar soluciones, de afrontar las dificultades y de sentirse mejor.

¿O más bien crees que ya no hay nadie disponible que valga la pena hoy en día y a tu edad? Nada más lejos de la realidad. Tampoco es culpa de los demás.

Y puede que me digas….que te han roto el corazón.

Mira, es difícil que te rompan el corazón, lo que pasa es que tú mismo te lo has roto empeñándote en meterlo a la fuerza en un sitio que sabes que no cabe, un sitio que la vida ha hecho que escogieras por algo.

…..O que esperabas otra cosa de tu pareja.

La pareja no está ahí para darte todo lo que necesitas, lo que te falta, ni para que tú le enseñes, ni para sanar tus heridas. Todo eso te corresponde sólo a ti.

…..O que tú lo diste todo.

Cuando uno da tanto al otro, tanto que el otro no te sabe ni puede devolver o a lo mejor sin querer ni le dejas tú que te devuelva, entonces una pareja deja de serlo y se convierte en una relación desigual, como de hijo y madre o padre.

Cuando das tanto, también lo esperas todo y realmente lo que estás haciendo es satisfacer una carencia de tu interior, quizás tu niña pequeña que se quedó esperando a alguien que le diera lo que necesitaba y decidió no sentir más esa necesidad. Tu niña interior es parte tuya y por más que la olvides, siempre sale a pedirte lo que decidiste no necesitar.

No esperes que la vida te dé armonía, la vida no está ahí para eso y a veces el tema de pareja es lo que la vida está intentando que mejores. La vida está para mostrarte el camino hacia tu equilibrio interior y te diré una verdad. Tiene mucha paciencia. No le importa estar años poniéndote piedras en tu camino y mostrándote otros. Sólo cuando encuentres ese equilibrio interior viene la buena noticia, i es que entonces la vida te dejará hacer lo que tú quieras con ella.

¿Y cómo se consigue este equilibrio interior?

Mirando todo lo que somos desde un lugar donde nunca nos hemos puesto a mirar. Y desde ese lugar podremos entendernos e integrar nuestras experiencias. Acogiendo a todas la partes que forman parte de nosotros, escuchándolas, entendiendo donde y cuando se formaron, que hicieron de bueno por nosotros. Si las vemos, escuchamos y entendemos, las veremos con amor para querernos como somos y coger la fuerza de dónde venimos. Haciendo consciente las creencias que nos limitan, integrando nuestras experiencias, cerrando heridas, agradeciendo lo aprendido serás tú quien logre lo que desea.

La vida sólo es lo que tú haces. Tú escoges. Puedes mirar lo que te muestra o puedes miar a otro lado. No es importante lo que nos pasa sino que hacemos con lo que nos pasa.

Abrir los ojos te conducirá a enamorarte de la vida que es la que seguro nunca te dejará antes que lo hagas tú.

Anna Maria Serra

PROXIMO TALLER DE PAREJA: El sábado 2 de julio. Reserva ya. por whatsapp al 616767127

Featured Posts
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No hay tags aún.
Follow Us
  • Facebook Basic Square